Fotografía en Belchite o Belchitelandia


La fotografía en Belchite. Como si de un auténtico parque temático se tratara, les presento el pueblo de Belchite, un lugar donde sus sueños fotográficos se hacen realidad, donde podrá descubrir su lado mas oscuro y donde sus fantasías y sueños se cumplirán.

 

Asi se me presentaba a mi este lugar, en mi imaginación veía un lugar asombroso donde poder fotografiar el alma de los edificios derruidos, la vida que encierra un pueblo donde murieron mas de 30.000 personas y que ha quedado como un cementerio viviente donde uno se da cuenta de la crueldad de la raza humana, que por mucho telediario que veas, no eres consciente hasta que no te encuentras algo asi de cerca.

Y es que hace unos días, aprovechando un finde rural con amigos, nos acercamos a este lugar, Belchitelandia, las vacaciones de ensueño de cualquier fotógrafo nocturno. Lo primero que me llamó la atención es que se encuentra pegado a Belchite nuevo, pegado es que termina una calle y empiezan las ruinas, lo que implica “mal rollo”, nuestra odiada a veces contaminación lumínica. Empezamos mal.

Mi segundo sentimiento fue el de desolación ante el estado en el que se encuentran los edificios, pero ¿que podia esperar de un pueblo bombardeado por tierra y aire?. Iba de la mano con mi hijo a media tarde, y él me preguntaba que había pasado alli, ¿como le explicas a un crio de 5 años que miles de personas murieron alli por defender sus ideales, su libertad o su hogar? ese fue el tercer sentimiento que me inundó, frustración.

Una vez se hizo de noche, ya nos quedamos mi amigo Paco y yo, la luna no salía hasta las 12 de la noche, asi que teniamos unas 4 horas para hacer fotos aprovechando la CL, tomas interiores o buscar encuadres para cuando tuvieramos mas luz. Y ahi ya es cuando las cosas se empezaron a torcer, os cuento. En primer lugar nos vamos a la iglesia del pueblo, ésta en la que todo el mundo tiene su toma encuadrando a los arcos del techo abiertos al cielo, primeras tomas donde vemos que va a ser imposible vencer la CL que nos entra por el fondo, asi que habrá que situarse de forma lateral y eliminar toda esa luz entrante. Media hora disfrutando cuando por fuera empiezan a colarse luces al interior, como si los agentes del CSI estuvieran abordando la iglesia. ¿Los fantasmas no usan leds no? ¿son mas de luz incandescente? y de repente entran dos tipos con mochilas y algo extraño en sus manos, se acercan a nosotros, nos saludan y nos dicen:

– ¿os queda mucho?
– pues un rato, ¿por?
– es que queriamos grabar
– ahm
Y ya veo que lo que lleva en la mano es una especie de radiocassete grande, supongo que grabador de sonidos.
– no os preocupeis que cuando terminemos os avisamos
– ok, gracias

Total que se van, pero no muy lejos….se ponen a 30 m de la fachada a jodernos con las linternas, asi que tras 10 minutos desistimos y les dejamos la localización para sus contactos parapsicológicos.Venga Paco vámonos a la calle principal, allá que vamos con nuestro trípode, nuestra mochila y abrigados hasta las orejas, y a los 20 m unos cuantos compis afotando, pues vámonos mas lejos. Bien, esta fachada me encanta, montamos el chiringuito, empezamos a encuadrar, y oimos uno cantos: “ahhh nost tas elos..” que coño dicen? y se empiezan a ver minimo 10 linternas al fondo de la calle, y a medida que se acercan oimos lo que dicen “padre nuestro que estas en los cielos…”¿pero que es esto? La oscuridad nos impide ver mucho mas, asi que les iluminamos, serían unos 20 chavales de unos 15-17 años, contentillos y mofándose de nosotros (y d elos que se cruzaban), creyendo que estábamos cazando fantasmillas, pasan al lado de nosotros y las frases incluso graciosas, nos inundan “ven a mi Carras” “donde estan las llaves…”

Bueno respiramos hondo, es el pavo, todos lo hemos tenido, volvemos a encuadrar, primera foto y zas, al fondo otro grupo de linternas no puede ser¡¡¡¡, hay mas gente a esta hora aqui que en la Gran Vía. Este grupo de jóvenes, mas respetuosos nos preguntan que hacemos. Pasan. Bien. Seguimos. Hacemos foto. Otro encuadre mas adelante, miro desde el visor y me encuentro a 1 metro a la versión aragonesa de Marilyn Manson sin pintar: embutido en cuero negro, pelo largo moreno, muchas cadenas, botas militares, me mira, quito el ojo del visor y dice:”oyee, sabeis como se usa eztoo?” mientras avanza su mano hacia mi, mostrándome una pequeña grabadora antigua.

Yo flipo, a la 1 de la madrugada nos aparece un tio de la nada, con esas pintas, pidiendo que le enseñe a buscar espíritus?

Despues de todas estas aventuras, continuamos haciendo fotos, comentando las jugadas y mirando el reloj para no tardar mucho en recoger, que nuestras familias no creo que quisieran cobrar el seguro de vida, aunque no creo que nos cubriera con estos antecedentes.


Comentarios (5)