Diario Islandia 2015


De forma parecida a como lo hice el año pasado, me gustaría compartir con todos vosotros nuestro viaje a Islandia, aunque este año con mucho menos tiempo por diferentes motivos que os contaré en las siguiente lineas.

En primer lugar me gustaría comentar que que cuando uno viaja a un lugar por primera vez, al menos es mi caso, todo suele tener un significado diferente, mas intenso, mas emotivo, sorprendente y deja una huella mayor (aunque no siempre es así). Y si es el tercer viaje las sensaciones deberían diluirse aun mas.

Pero hay varios factores que hacen de este viaje tan especial como el anterior a pasear de ser el segundo taller de Nightcolours, el primero y mas importante es el de la compañía. En 2014 el grupo fue estupendo, nos lo pasamos tremendamente bien, había varios amigos en él, y otros que lo fueron posteriormente. Pero en 2015, teníamos entre nosotros a mas amigos aun y algunos muy cercanos, que soñaban con este viaje desde hace muchos meses, y que han hecho un esfuerzo familiar y económico tremendo para poder estar aquí bajo esta tierra indómita que te atrapa. Seguro que en el primero también, pero en este lo sé de primera mano, y eso para mi es una responsabilidad añadida, y una motivación extra.

cris

Y con el párrafo anterior hilo por la noche pasada, para narraros en feedback lo que esta siendo esta experiencia. Esa losa y peso que supone que la gente que se apunta con nosotros vea las ansiosas auroras se esfumó de repente al terminar de cenar y salir hacia las cabañas, cuando al Norte se veia una luz muy tenue, pillo la cámara y hago una foto sin trípode y nada, y la veo, buffff, aquí están, tras dos noches de búsqueda empiezan a salir. A mi alrededor se junta la gente para ver la imagen y comienzan los chillidos, gritos y nervios.

Todo el mundo comienza a sacar la cámara y a encuadrar al infinito, como pollo sin cabeza, para tenerlas en su tarjeta. Viendo el percal, Ivan y yo decidimos ir a una iglesia a 500m y no perder este momento que nunca sabes cuando termina ni cuando se repetirá. Una vez allí la actividad empieza a aumentar, y el delirio y las emociones a aflorar, gente que llora, abrazos entre nosotros, algún otro de rodillas flipando viendo el espectacular de una aurora al danzar. En un momento dado les obligamos a no hacer fotos y que disfrutaran de aquello que tanto anhelaban para que se les quedara en un lugar mas importante que una tarjeta sd.

Tras una hora de auroras decidimos ir a Geysir y con menos actividad congelamos el famoso géiser con la aurora al fondo, pero como es lógico, sabia a poco después de ver lo que habíamos visto en la iglesia.

Curioso como reaccionamos a momentos tan intensos y anhelados, gente inexpresiva, tímida o reacia a mostrar sus emociones, ante una luz en el cielo cambia por completo.

En mi caso me senti liberado, pero por otro lado triste al no poder compartir las luces del norte con mi familia, que con enorme esfuerzo económico disfrutamos este verano de unas vacaciones en la isla del hielo y en 12 días no vimos ni una pese a levantarme cada noche varias veces para comprobar el cielo, y en la ultima noche ver caer las lagrimas de mi peque por no haber visto aquello de lo que hablaba su padre.12108196_10208001365850191_6147173123384199525_n

Y que paso en los dos días anteriores? pues lluvia, lluvia y viento y mas lluvia, con huecos para poder realizar alguna toma, pero sobretodo muy buen rollo, esta mal que lo diga yo, pero estos viajes resultan ser como un gran hermano, donde la convivencia es lo que mas recuerda uno, los nuevos y viejos amigos y los momentos de risas y emociones, por encima de la fotografía.

Hoy mismo, a las 6 de la tarde, al llegar al hotel directamente nos vamos a un jacuzzi exterior lloviendo y a 5 grados, la sensación de estar metido en el agua a 38 grados es acojonante, pero lo mejor vino cuando 20 chavalas inglesas quinceañeras se meten con nosotros en el agua y con los ojos como platos observan los gamberros que pueden llegar a ser unos españoles entrados en años.

Pero queda lo mejor, a media hora de salir hacia el avión abandonado, la previsión de hoy es magnifica para ver auroras, nivel 4, pero será muy de madrugada, y alla que vamos, hambrientos de emociones, sedientos de sentir, deseosos de vivir y compartir esos momentos que llenan la vida y que se recordarán hasta el ultimo minuto de tu vida. Porque compartir es vivir.


Deja un comentario