El castillo de Barcience (Toledo)


Lugar de peregrinación noctámbula durante la primavera y parte del verano. Por unas razones u otras, el castillo de Barcience, en Toledo, se ha convertido, tras ser en un lugar donde las parejitas en busca de intimidad en su simca mil (notad la edad de que escribe), a una localización de los frikis que nos vamos a hacer fotos por la noche: pero si no hay luz¡¡¡¡

Para preparar la kdd del II Congreso de Fotografía Nocturna, le dimos vueltas al coco para encontrar un lugar lo suficientemente amplio para unas 40-50 personas, que era nuestra previsión (despues fueron mas de 90), de facil acceso y cerca de Fuenlabrada, y al final nos decidimos por este castillo. Asi que un viernes de abril Iván, Sergio y yo nos presentamos allí. Al llegar y en el parking del cementerio, se me acerca un coche, se baja alguien, y aun cambiandome de ropa, me saluda:

– Hola, eres Paco?
Yo flipaba, como que Paco? yo no se lo he dicho a nadie, y no creo que nadie me conozca en Toledo cerca de un cementerio y metido en un coche con la capucha puesta..
– Si soy Paco
– Venis  a hacer fotos nocturnas verdad?
Esto es imposible, como coño sabe esto? hay cámaras ocultas? será una broma del Fusky? mi mujer ha contratado un espía porque no se cree que tras 7 horas de fotos solo traiga 2?
– Pues si, vengo a hacer fotos, quien eres?
– Soy Raul
Vengo del hotel …. a buscar a Paco

Total que me entero que buscan a otro Paco, porque se alojan en su hotel y habían quedado con él y algún compi mas para llevarles a las habitaciones.

Una vez arriba en el castillo y tras las tomas de rigor para preparar el congreso, nos encontramos a las 3 de la mañana con 3 fotógrafos, entre ellos mi tocayo Paco: Ramón Alarcón, Paco Conesa y Antonio Puche.

– Vosotros sois Farero y Fusky?
– Joder pues si
Resulta que nos teniamos como contactos por flickr, noctambulos o fb, tras una cordial charla, nos despedimos (yo tenia casi 2 horas hasta casa), tras las pertinentes risas contándoles el episodio ocurrido abajo.


Comentarios (2)