Fotografía nocturna en Menorca: Entre el cielo y el mar


Entre el cielo y la mar, que hay? aún pienso que hay gente que merece la pena, mucha gente con la que compartir tu dia a dia, tus penas y alegrias, tus momentos de paz y de diversión, pero, como en este caso, en lugares asi, uno estando solo se siente unido con el cielo, la tierra y el mar.Este verano tuve la suerte de pasar unos días en un lugar maravilloso, que ya conocía de varias veces, y en el cual, si tuviera dinero para retirarme, seria sin duda el destino de mi familia. Es un lugar donde la paz se ha comprado un chalet individual, la belleza es vecina, y la armonía y el buen rollo se juntan con ellos dos a tomar algo, siempre y cuando no sea julio o agosto. La fotografía nocturna en Menorca es increíble.

Se trata de Menorca, una isla de lujo y sin lujos, a la cual iré siempre y cuando mi bolsillo me lo permita. Pero esta vez fui con la cámara en mano y con una pasión que me recorre las venas…y las arterias. Asi que no pude mas que menos, que salir 3 veces por la noche a recorrer aquellos sitios que ya había estudiado durante meses desde Madrid. Y uno de ellos era Cala Pregonda, un lugar mágico del que Mike Oldfield se quedó prendad0 hace ya decadas y lo inmortalizó en su primer tubular bells, y un tal Jose Benito lo recuerdo como el lugar de España donde mejores fotos ha realizado…

Junto con unos amigos de la isla, estuvimos esa noche afotando cada perspectiva de la zona, y esta es una de ellas, una fotografía sin mucha dificultad, con la luna iluminando casi todo, excepto la primera roca de la derecha, y cerrando el diafragma, para que el faro del fondo saliera estrellado.

 

A veces me gusta sentirme asi, solo.


Comentarios (2)