Fotografía nocturna en las Bárdenas: Far west


Fotografía nocturna en las Bárdenas Reales. De nuevo foto de nuestro viaje relámpago a las Bárdenas Reales, esta vez de la caseta que te encuentras antes del Castil, un lugar ya famoso especialmente por las fotos de Martín Zalba. La historia tiene su miga, ya sabeis que el acceso al lugar está restringido por la noche y te puede caer una buena por estar por allí, os podéis imaginar el susto que nos dimos Iván y yo, al ver venir un coche hacia donde estábamos, yo ya preparaba los 700 euros….pero fue una falsa alarma.

Desde que pensamos en ir allí, mi cabecita se puso a pensar encuadres teniendo en cuenta que no teníamos luna hasta bien entrada la noche, y por tanto serían tomas aprovechando la maravillosa contaminación lumínica del lugar, es decir tomas con un balance de blancos mas bien cálido.

Siempre que llegue a un lugar muy fotografiado, intento aportar algo diferente, para diferenciarme y porque si hago la misma foto que otro ha hecho, poco o nada me satisfará a nivel personal. En este caso el lugar me recordaba al oeste de las pelis de indios y vaqueros, así que intenté darle un plus buscando una calavera para llenar el primer plano.

Unos días antes llamé a mi suegro, cazador y hombre de campo, pidiéndole ayuda para conseguir algún cráneo, el hombre fue llamarle y ponerse a pensar donde podría conseguirla, en dos horas había ido a la finca de un amigo y se había dado una vuelta por el campo:
-tengo una cabeza de un venado que he encontrado en la finca, te sirve?
– Sería la leche, pero llevar encima algo así por las Bárdenas, imposible
– Voy a seguir buscando
A la hora de nuevo mi suegro:

– Ya lo tengo, la cabeza de una cabra y con sus dientes y sus cuernos, menudo suerte, lo he encontrado dando una vuelta por otra finca.

La verdad es que la conversación puede resultar desagradable a siempre vista, sin embargo yo no veía al animal muerto, veía la foto en mi cabeza.

En cuanto a la técnica, no fue fácil, ya que siempre que estamos trabajando con isos altos, como es este caso, iso 2000, la iluminación a aportar suele ser muy delicada, en ese caso, utilicé una linterna cálida de poca intensidad iluminando de forma cenital tanto la cabeza como el suelo, especialmente el camino que lleva a la caseta en 17 segundos y a f4.

Del procesado, pues como hago casi siempre, todo el trabajo gordo en el camera raw: ajustes de expo, claridad y enfoque principalmente, y algo de sombras creo recordar, y ya en ps, dos capas: una para el cielo y otra para tierra, para eliminar el ruido en las nubes y darle mas intensidad a las mismas, de la capa del suelo mas enfoque y algo de saturación.

Espero vuestras críticas


Comentarios (1)

  1. Luis Ricardo Fraile Yut

    ” Y contemplé un caballo negro y el que lo montaba llevaba en las manos un par de balanzas y escuché una voz que decía : Una medida de trigo por un centavo y tres medidas de cebada por un centavo , de este modo no estropearás ni el aceite ni el vino y cuando el hubo abierto el cuarto sello oí la voz de la cuarta bestia decir : Ven a ver y yo miré y contemplé un caballo blanco y el nombre de su jinete es la MUERTE ” .
    Esta frase es la que recita la niña cuando aparece Cleant Easwood por la casa en la que vive, en la pelicula del jinete palido, me has hecho recordarla , la tenia totalmente olvidada y me ha venido a la mente cuando vi tu foto…

    Responder