La fotografía y los niños


La fotografía y los niños. Hace cosa de 2 años, alguien me envió al mail un enlace a un video, seguro que os acordais del uso del mail para enviar presentaciones que teníamos que reenviar a 29 personas si no queríamos recibir un castigo divino, pero este, no se porqué razón me llamó la atención, asi que pinché y se me abrió un video de un hombre gracioso que hablaba sobre educación y creatividad. A medida que iba leyendo su discurso subtitulado, iba captando mi atención, hoy en día es uno de mis vídeos fetiche.

Ken Robinson, que es como se llama la persona que da la charla en TED, explica con bastante gracia, lo que él cree como uno de los mayores errores que está cometiendo la humanidad, un sistema educativo que capa la creatividad con la que nacemos, estigmatiza los errores, y provoca el miedo a equivocarse. Son solo 20 minutos que pueden cambiar tu forma de educar a tus hijos…¿te lo vas a perder?

Al mes de ver un par de veces este video, cambié de cámara, de una nikon d60 a una d90, iba a vender el cuerpo antiguo, pero pensé en las veces que mi hijo de 3 años por entonces, me pedía la cámara para hacer sus fotos, y ¿por qué no regalársela? alguien me dijo: una reflex con 3 años? estás loco Paco? la romperá, otros: joder te sobra la pasta para darle eso a un niño…pero yo creía en las palabras de este señor: y por qué no?

Dos años despues, el tiene la cámara intacta, la usa semanalmente alguna vez, sabe enfocar y encuadrar, reconoce cuando una foto no está en foco, cuando hace falta flash, o cuando hay que tirar de flash, disfruta haciendo fotos en casa o en el campo, me pide que hagamos painting y le pide posar a su hermana de dos años. Aquí una de sus fotillos:

 

El año pasado viendo el entusiasmo que tenía con la fotografía y con el painting, en la jornada que organizan en el cole donde un padre les enseña algo, monté un buen chiringuito, en una sala situé una pantalla para proyectar las imágenes de un ordenador y en el lado opuesto otro escenario donde los peques realizarían fotos. Les enseñé que se puede hacer con una linterna o un flash a oscuras, hacía una foto y la proyectaba en grande en la pared opuesta. Los niños flipaban e hicieron ellos sus pruebas. LLegaron a sus casas entusiasmados pidiendo a sus padres que les compraran linternas, me puedo imaginar la reacción de muchos de ellos, la misma que tendría yo hace 5 o 6 años atrás.

Y si mañana me dice que quiere ser fotógrafo? pues le explicaré que es un trabajo con poca salida actualmente, pero si es su pasión le apoyaré hasta el final, porque en esta vida no hay nada mas importante que ser feliz y para ser feliz hay que sentir pasión por lo que te rodea y el trabajo es parte importante, pero mas lo es sentirse realizado.

Y la foto que os dejo hoy viene a cuento de todo lo anterior, porque es de un lugar que me recuerda en cierta forma a mi infancia, de cuando salía al campo con mis padres, un lugar sencillo afable sin gran atractivo visual, pero cuando la vi en el visor algo me conectó la foto con el olor a goma de Milan. El sitio de mi recreo.

Gracias Javi por ayudarme con la iluminación.

Pdt: la foto tiene ps, a quien le interese donde y como que pregunte por privado 😉


Dejar un comentario