Las visitas de la guardia civil


Es curioso que pese a que puedas estar tranquilamente tu y tu trípode lejos de la civilización, del mundanal ruido de Santa Teresa, oyendo los pajaritos y como telón de fondo un manto de estrellas que parecen vigilarte, una parejita de grises se presente a “conocerte”: “Buenas noches, ¿que hace usted a estas horas aqui?”
 
Y como ya sabeis todos los que pernoctais, se hace incluso ameno contarles que nos dedicamos a hacer fotos sin luz (¿?), esos momentos mágicos en los que el picoleto te mira con asombro, pensando este tio es gilipollas? me está tomando el pelo?, para a continuación comentarte de forma amigable:
“la documentación por favor”
 
Ainsss que recuerdos¡¡¡ me acuerdo de varios, el que mas hondo me ha llegado fue en mi primera salida lunática, 11 de la noche, 3 coches haciendo el trenecito por un camino de arena paralelo a la autovia de andalucía, en el sur de Madrid buscando un toro de Osborne, y de repente saliendo de la nada una lechera, con la lucecita azul funcionando, nos enciende las largas y nos hace detenernos, yo iba atrás con Coke, el primero Thurry, le vemos que se ponen a hablar, y me lo pude imaginar:
 
– Hola buenas noches, que hacen ustedes por aqui a estas horas?
– Vamos a hacerle fotos al toro de Osborne
– Bajese del coche y entregueme la documentacion…
 
El siguiente paso fue con su linterna (no tan grande como las nuestras jejejeje) echar un vistazo al interior de su coche, y ahi ya bajamos el resto a intentar explicarles que si que es cierto, que hacemos fotos por la noche y que no estamos locos (de esto ultimo creo que no les convencimos). Y ahi es donde la tecnología nos facilita muchas cosas, empezamos a sacar “androis y aifons” para enseñarles nuestros trabajos, e incluso nos ayudaron a localizar otras ubicaciones abandonadas de los alrededores.
 
Nos despedimos, ya casi como amigos y con lágrimas en los ojos (sic), y seguimos nuestra marcha hacia el toro. Aparcamos los coches y empezamos a sacar todo el material…cuando de repente se oye a Fusky gritar:
– Joderrr, me cago en la puta….
– pero que pasa?
 
Nos acercamos a su coche y le vemos que saca del maletero un pistolón
 
– Pero que coño haces con eso Fusky?
– Que es de mis hijas, es una pistola de plástico..
 
Y en ese momento todos pensamos lo que nos pudo pasar si en vez de registrar el coche de Thurry hubiera hecho lo propio con el de Fusky, el susto que se hubiera dado el poli, y a continuación nosotros, el tema hubiera podido acabar en algo gordo.
 
Moraleja: las pistolas, hachas, sogas, espadas…etc llevarlas todas en una bolsa y avisarlo antes de que os registren.
 
Moraleja2: Por regla general, la gente es muy maja y nunca he tenido problemas con la Guardia Civil, pero es preferible avisar antes de salir a afotar a sitios abandonados, no sea que te lleves un susto.


Dejar un comentario