Para reyes: una muñeca hinchable

septiembre 4, 2012

Haz una cosa, piensa que es lo que primero te viene a la cabeza cuando oyes la siguiente palabra: «muñeca hinchable».Estoy convencido que ves un tio chuzo, abrazado a un trozo de plástico desinflado, parecido a una gran muñeca de labios carnosos, boca abierta esperando algo, y rubia melena. Pues detrás de esa imagen se esconde un negocio multimillonario. Para que os hagais una idea, una muñeca de un nivel medio de calidad (realismo) se encuentra en torno a los 2000 euros, y las hay de hasta 6000 euros.

Su origen parte de la primera guerra mundial, cuando los soldados japoneses reclutados en los submarinos durante días sin salir a superficie, necesitaban aliviar su deseo carnal (en este caso de plástico), y se les ocurrió la brillante idea de fabricar muñecas a tamaño real. Aqui teneis algunas fotos de una fábrica china.Pues manos a la obra, tenia la idea en la cabeza, y quería plasmarla en el visor. Lo primero documentarme, ver fotos de muñecas, de como estan caracterizadas, pintadas…etc y lo siguiente buscar modelo (debia haber sido lo primero ;)) y la caja. Lo último sin problema, en el trabajo tengo algunas con todo el corchito ese de embalar, pues para casa. La modelo, tambien en casa jejeje. Ya solo me quedaba el encuadre y la pose, y creo que en eso es no lo que cojea la foto.

Las poses de las muñecas son con la boca abierta, por razones obvias, sin embargo sus caras son sin gesto, y eso para la modelo acostumbrada a gesticular le fue muy dificil, y a mi poder dirigirla, asi que salió lo que salió. Un encuadre desde arriba y una iluminación selectiva como la que practico en las escenas de terror, pero esta vez con luz fría.
E
n cuanto al procesado, solo algo de saturación y desenfoque, para darle un aspecto mas de muñeca, y una tipografía acorde al anuncio.

Datos EXIF:
iso 200
f11
138s
Total: