Segundo día en New York

febrero 26, 2016
Reflejo del skyline de New York

Dia de pateada de las buenas, algo así como 13 horitas de callejeo para acabar en un lugar de culto como es la playita de Brooklyn con el skyline de New York de fondo. Como seguro Iván habrá relatado nuestro día, yo daré mi visión de este mundo aparte que es NY, para los que no lo hayáis visitado.

skyline de New York

Vamos con los tópicos, los neoyorquinos van todos andando, serios y con su vaso de cafe helado en la mano, esto ultimo es flipante, no es que veas uno de vez en cuando es que son un montón los que pasean de un lado a otro con su café, que me lo expliquen. Está todo lleno de banderas americanas, cierto, así es, aman su bandera y su país, y lo demuestran no solo con símbolos. Es una ciudad de contrastes, puedes encontrarte un rabino sentado al lado de una chica con un bozal, orejas y cola de perro, tal cual.

Las alcantarillas echan humo, por que? pues ni idea, es vapor de agua yo creo, pero no aidia como dicen aquí. No hay tanto obeso como nos venden, es mas, al menos en Manhattan diría que hay menos gordos que en España, mas gente haciendo deporte y muchos puestos de venta ambulante vendiendo ensaladas y zumos recién hechos.

Y si seguimos con el tema fotográfico, hay mil encuadres si, pero resulta tremendamente dificil, al menos para mi, encontrar algo distinto, y es que nos han metido NY hasta en la sopa, y a veces te sientes raro porque ya has estado aquí y allí. Por ejemplo la estampa del skyline, en 5 minutos que he tenido he revelado esta foto, utilizando un reflejo de las ventanas del barco que nos ha llevado a State Island, por buscarle tres pies al gato.

Reflejo del skyline de New York

 Había un lugar que nos apetecía especialmente y es la Playa con el puente de Brooklyn y el skyline al fondo, ese paseo por el puente con un frío que pelaba, merece mucho la pena, así como el camino desde el Midtown hasta el downtown, ahora me explico porque una de las excursiones mas populares se llama contrastes, durante el camino te das cuenta el porqué.

Y como estoy que me caigo, os dejo con un selfie y mira que me gusta poco hacermelos, pero para los amigos ahí os lo dejo, bien arropadito y con gorro amarillo Pedrito. Por cierto Alejandro, al final no nos comimos la pizza en el Grimaldi, cuestión de horarios, cachisss…

sdr

Total: