Templarios (II): El retiro

octubre 13, 2013

La cuarta foto de la serie de los templarios tiene tambien su pequeña historia. Al llegar al castillo de Mora de Rubielos (del cual teníamos las llaves…como queda esa frase de bien jejeje) Eugenio nos fue enseñando cada una de las dependencias del mismo, y al pasar por una de ellas, me fijé en una especie de ventana, que seguro que tiene un nombre, donde entraba contaminación lumínica desde fuera, sin embargo me pareció un rincón muy bueno para situar una pareja, el caso es que venía conmigo otro templario y me vió revisando el lugar, pero no me dijo nada.

Esa noche, la primera que estuvimos allí, haríamos las fotos en grupo, y si hubiera una segunda ya nos centraríamos en tomas menores. Pero tras la primera sesión, les encantaron los resultados y nos invitaron de nuevo al castillo. Así que el sábado y tras un par de horas con otras tomas, se me acercó una de las parejas y me preguntaron si podía hacerles una foto que ya tenían pensada, les acompañé al lugar y zas, era la ventana en la que me fijé la noche anterior, se habían quedado con el sitio e incluso pensado la composicíón: Asi da gusto¡¡¡¡¡

La toma tuvo su dificultad, ya que para iluminarles debía situarme encima de los bancos y hacerlo muy rápido porque si no fantasmearia, y evitando ponerme delante de la cámara, pero tras los primeros intentos en los que me salían rayajos de luz, no lográbamos saber el porqué, ya que ponía especial cuidado de que no salieran. Hasta que nos dimos cuenta que lo que salia en la toma era el reflejo de la linterna sobre el cristal del fondo. La toma tiene algo de relleno para separar planos y poco mas.

    1 comment

  • Juan C. Cruzado
    octubre 14, 2013
    Reply

    Muy buena la foto, muy bueno el escenario y muy buena la composición. Pero sin duda los modelos marcan la diferencia. Muchas gracias por vuestra paciencia y sobretodo por vuestro trabajo. Cuando queráis podemos repetir, seguro que encontramos lugares y voluntarios. Un saludo

  • Leave a comment

Total: