Javier Olmedo: Un señor de gafas perseverante


La historia de Javier Olmedo. Noviembre del 2010, me animé a realizar mi primer curso de fotografía nocturna por entonces, ya que mis compis lunáticos conocían al profe que lo impartía, Carlos Serrano, y también porque se realizaba en mi pueblo.

Era el tiempo de café cuando bajé hasta el hotel donde se impartía, y allí entre risas vi a un “señor con gafas” desgarbado y de voz grave, charlando con Serrano y con un tal Logan sobre si retoque si retoque no, así que entre espalda y espalda del personal presente, me agazapé y escuché atento lo que decía esa gente, observando y absorbiendo como esponja seca. Ya en las prácticas, este señor me repetía el frio que hacia en la Pedriza (si cierto era, uno 5 o 6 bajo cero con mucha humedad) y hacía fotos saltando de roca en roca y buscando encuadres un tanto arriesgados, hasta que en un momento dado le oímos cagándose en todo lo cagable….y es que creo recordar había suicidado a un objetivo, y no parecía barato.

Primavera del 2011, los lunáticos nos vamos a Alicante de salidas nocturnas, este “señor de gafas” se apunta con nosotros, allí nos espera Serrano y posteriormente se une un tal Namor. De camino recibimos su llamada, había pinchado y lo peor de todo era que no tenia la llave de seguridad para desmontar el neumático…6 horas después, realizando fotografías volvía a tener un accidente con su equipo.

Para mis adentros pensaba, joder, este tío como siga, así le van a dar la visa platino los de Nikon por tanta compra y estropicio.

Unos meses después, me comenta que ha emprendido una aventura, que ve un hueco en el mercado fotográfico y que va a invertir su dinero en ello, se trataba de diseñar un porta para objetivos grandes angulares que por su configuración, no existían en el mercado. No es que lo viera descabellado, pero se le veía con tanta ilusión y seguridad que me sorprendió.

Junio del 2014, este “señor de gafas” tiene una empresa puntera en España en el mercado fotográfico de filtros, representada por varios de los mejores fotógrafos de aquí y de allá, y tiene de nombre Javier, y de apellido Olmedo. Javier Olmedo

Tonto de mi, desconfié de sus habilidades, me dejé llevar por esa primera impresión que a veces es la mejor de las impresiones, pero otras te pone un muro que impide conocer de verdad a la gente, este hombre ha tenido una perseverancia y una fé en lo que él creía que funcionaría, apabullante, invirtiendo mucho dinero y horas de darle vueltas al coco. Los que ven el vaso medio vacío lo llamarían tozudez, el resto,creer en uno mismo.

Ya lo he colgado varias veces, pero es que sus palabras son tan sabias que nos sirven también para ponerle algo de color a este post. Solo 15 minutos que pueden tocarte el corazón, en especial el minuto 12 Javier:

 

Después de toda esta vaselina, toca la noticia, y es que Lucroit y este perseverante “señor de gafas” en particular, han decidido patrocinar mi trabajo, un halago mayúsculo para mi. Cree que mis fotos pueden aportar un plus a su empresa, e intentare que así sea. Veremos como se nos da el uso de sus filtros y portas.

 


Comments (1)